Subscribe:

sábado, 6 de enero de 2018

El niño y las frutas



La fruta es el segundo alimento, a continuación de la leche, que saborea el paladar infantil. En general, logra un alto grado de aceptación. Sin embargo, cuando la dieta comienza a diversificarse con otros alimentos, la celebración con que se recibía la papilla empieza a desaparecer.


¿Cómo lograr mantener el gusto?

No hay trucos, pero sí algunas pautas. Conforme el pediatra indica la introducción de nuevos alimentos, la ingesta de fruta será menor. Los 200 gramos de papilla que era capaz de comer el niño en la merienda, ya no sólo se suman a la leche, sino que se añaden a alimentos más saciantes y complejos.

Por eso, no hay que insistir en que el niño coma la misma cantidad, pero no debe abandonar el hábito de merendar siempre fruta, aunque sea un trozo o una pieza pequeña, o bien antes de un bocadillo.

Ésta es la primera pauta. Un aliado importante para establecer el hábito con gusto es ofrecer siempre frutas de buena, con buena presencia, buen color, buen sabor y en su momento justo de maduración.


Lo más eficaz es escoger fruta de temporada. Será más probable que coma una sandía fresca, un melocotón perfumado, una mandarina tersa, un plátano uniforme o unas cerezas sin golpes. Un mal recuerdo relacionado con la ingesta de una fruta provoca un fuerte rechazo que, además, se amplía a otras frutas de la misma familia. Si hay una mala experiencia con un melocotón, el recuerdo abarca a los albaricoques y las nectarinas.

viernes, 5 de enero de 2018

FUENTES DE CONTAMINACIÓN AL MANIPULAR ALIMENTOS


La contaminación es la presencia de cualquier agente biológico (bacterias, mohos, virus, parásitos), físico o químico en el alimento que pueda alterar la salud de quien lo consuma. La contaminación más frecuente es la causada por las bacterias pero también debemos considerar otras fuentes o causas de contaminación.

Clasificación de la contaminación de los alimentos:
a)Física: Consiste en la incorporación de un cuerpo extraño, objeto o partícula inanimada que pueda caer o incorporarse a un alimento: trozos de guante, tiritas, clips, botones, pendientes...trozos de techo o de pintura, fragmentos de fluorescente que se rompe,
tornillo, etc.
b)Química:
i.Productos de limpieza, desinfección y desratización.
ii.Metales pesados (Hg, Cd, Cu, Pb...). Ejemplo: baterías de cocina con
plomo.
iii.Residuos de plaguicidas.
iv.Ingredientes a dosis elevadas (nitratos y nitritos en charcutería)
Tiene diversos orígenes o De origen biológico:
i. Plantas y Setas
ii. Sustancias que se producen o contienen de forma natural los alimentos (solanina patatas, cianuro almendras amargas, hongos tóxicos)
iii. Micotoxinas: Producidas por algunos mohos. Si se ingieren a muy altas concentraciones producen cáncer, efectos en el hígado, riñones y otros órganos.
iv. Biointoxicación por consumo de moluscos bivalvos vivos:
Las biotoxinas se sintetizan por algunas algas marinas y diatomeas. Son ingeridas por los moluscos bivalvos acumulándose en sus tejidos y el hombre adquiere la enfermedad por consumo de estos bivalvos con biotoxinas.
v. Intoxicación escombroide (atún o caballa). La toxina (histamina y compuestos afines) es producida
por bacterias cuando el pescado está a temperatura ambiente o elevada. Una vez se han producido estas toxinas no se eliminan mediante calor ni congelación.

c)Biológica:
Se diferencian dos tipos.
oLa que se puede ver a simple vista, o macroscópica(insectos o roedores entre otros).
o La que no se ve pero está ahí, la microbiológica (virus, bacterias, mohos, levaduras).

HIGIENE ALIMENTARIA

HIGIENE ALIMENTARIA
El término de higiene tiene su origen en el griego, quiere decir saludable o bueno para la salud.
Actualmente su significado ha evolucionado hasta entenderse como el conjunto de conocimientos y técnicas que deben aplicar los individuos para el control de los factores que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre su salud.
La higiene es especialmente la prevención de efectos nocivos, es decir, la disposición que se hace de forma anticipada para minimizar un riesgo.
La higiene alimentaria es el conjunto de medidas necesarias para asegurar los alimentos desde la  producción hasta la llegada a la me sa del consumidor. Si se quiere conseguir alimentos  higiénicos
toda la organización (dirección y personal manipulador) de la empresa debe estar comprometida. Abarca
todas las fases posteriores a la producción primaria incluyendo preparación, manipulación, v enta y  suministro al consumidor; es decir  desde la granja a la mesa.
Cuando la higiene fracasa, la consecuencia es la contaminación de los alimentos, que al ingerirlos pueden producir una enfermedad alimentaria en la persona que los consume.
En la industria alimentaria los costes de una práctica higiénica deficiente suelen ser:
-Aparición de brotes de intoxicación alimentaria pudiendo causar
incluso la muerte.
-Pérdida de su empleo.
-Cuantiosas multas y costes legales, y posible encarcelamiento.
-Cierre de un negocio o pérdida de su reputación.
-Pago de indemnizaciones a las víctimas de intoxicación alimentaria.
-Quejas de los consumidores y del personal.
-Devolución de artículos alterados.
-Pérdida de motivación en el trabajo, peores rendimientos, una mayor movilidad de plantilla, y menores beneficios (lo que supone menores salarios y primas).
En la higiene alimentaria la formación del manipulador de alimentos juega un papel especial.
Pero, ¿a quién “catalogamos” como manipulador de alimentos?
Un manipulador de alimentos es cualquier persona que, por su actividad laboral, interviene en la cadena alimentaria durante la preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento,
transporte, distribución, manipulación, venta, suministro y servicio de alimentos.

lunes, 11 de enero de 2016

Diez minutos por durante 30 días, para transformar tu cuerpo!!!

Reto fitness de 4 semanas para transformar todo tu cuerpo

Reto fitness de 4 semanas para transformar todo tu cuerpo

Comienza un nuevo año y muchos de nosotros tenemos el propósito de incorporar una rutina de ejercicio a nuestras vidas diarias. Sin embargo, este es uno de los objetivos que más comunmente se diluye con el pasar del tiempo y la iniciativa que nos lanzó a tomar la decisión de hacer ejercicio desparece.

Genial.guru te trae una sencilla rutina de 10 minutos diarios que cambiará todo tu cuerpo en sólo 4 semanas. La puedes hacer en casa, no necesitas implementos especiales, no gastas ni un centavo en inscripciones al gimnasio y en menos de lo que imaginas estarás más en forma que nunca. Sigue al pie de la letra este reto con un plan día a día de ejercicios para tonificarte y perder peso, y comienza el año cumpliendo el propósito que siempre dejas para después.
A continuación verás fotografías que ilustran cada uno de los ejercicios que componen este reto. Presta atención a cómo debes realizarlos de manera adecuada. 

Plancha

Para hacer la plancha de manera correcta debes adoptar la posición que ves en la foto: todo el peso de tu cuerpo debe apoyarse únicamente en codos, antebrazos y puntas de los pies. Es importante que tus piernas y espalda formen una línea horizontal recta. Tu trasero no debe estar ni muy arriba ni muy abajo y durante todo el tiempo que permanezcas en esta posición debes mantener el abdomen tenso, haciendo fuerza hacia arriba.

Push ups

Para hacer los push ups deberás asumir la posición de la plancha como base. En seguida te impulsarás hacia arriba moviendo sólo tus brazos. Procura que al hacer esto la fuerza provenga tanto de tus extremidades superiores como de tu abdomen. Una vez que hayas extendido tus brazos por completo, tu espalda y piernas deben formar una línea diagonal recta, ten cuidado de no sacar tu trasero al hacer este movimiento. El último paso de los push ups, y tal vez el más difícil, es volver a bajar el peso de tu cuerpo doblando los brazos lo más lentamente posible hasta volver a quedar en la posición de la plancha. 

Tonificación glúteos

Para inciar este movimiento debes asumir la posición de base que ves en la imagen de arriba: de gateo o en «cuatro patas» apoyando el peso de tu cuerpo en rodillas y manos. En seguida levantarás una pierna recta intentando hacerla permanecer lo más cerca a la otra posible, es decir sin abrirla hacia afuera. Simultáneamente levantarás el brazo del lado opuesto de la pierna que elegiste. Cuando vuelvas a la posición inicial repite el movimiento con la otra pierna y el otro brazo.

Sentadillas

Para hacer las sentadillas como es debido, es preciso que te pares con las piernas ligeramente abiertas (separadas de manera que iguale entre sí la distancia que hay entre tus hombros) y la espalda recta. Enseguida, comenzarás a bajar, como si quisieras sentarte en un asiento bajo imaginario. En este movimiento tus rodillas dobladas nunca deberán estar más adelante que tus pies. Tu trasero deberá ir tan atrás y abajo como te sea posible. para mantener el equilibro puedes levantar tus brazos frente a ti como ves en la foto. Vuelve a subir a la posición inicial lo más despacio posible. 

Abdominales

Para llevar a cabo este movimiento deberás acostarte completamente sobre una colchoneta en el suelo. En seguida levanta lentamente tus rodillas y dóblalas como la chica de la foto. Simultáneamente mueve tus brazos para que tus manos puedan tocar tus rodillas. Vuelve a la posición inicial y repite. Puedes alternar moviendo sólo un brazo y pierna, como en la segunda fotografía.

Abdominales + glúteos

Este completo ejercicio se realiza de la siguiente manera: Apoya tus brazos y pies en la colchoneta levantando tu trasero y formando un triángulo con tu cuerpo. Ahora levanta una de tus piernas llevándola tan atrás y arriba como te sea posible. Al bajarla intenta tocar con tu rodilla la punta de tu nariz y en seguida regresa a la posición inicial. Ahora repite el anterior movimiento con la otra pierna.

Cintura

Para este ejercicio deberás apoyar tu espalda recta contra un muro, tener las rodillas ligeramente flexionadas llevando tu trasero hacia abajo y levantar tus brazos rectos frente a ti (puedes hacerlo con una pelota como en la imagen o simplemente entrelazando los dedos de tus dos manos). Ahora lleva «la pelota» hasta que toque el muro detrás ti del lado derecho. Vuelve a la posición inicial y repite el movimiento llevando «la pelota» al lado izquierdo.
Reto de 4 semanas:
Ayúdate de un cronómetro para contar el tiempo que inviertes en cada ejercicio
Rutina semana 1:
Durante seis días repite esta secuencia de movimientos.
2 minutos: la plancha.
1 minuto: Push ups.
1 minuto: tonificación glúteos.
1 minutos: abdominales.
1 minuto: abdominales + glúteos.
1 minuto: cintura.
2 minutos la plancha.
Descansa 10 segundos entre ejercicio y ejercicio.
Rutina semana 2:
Alterna estas rutinas durante 6 días.
Rutina 1:
3 minutos: la plancha.
3 minutos: abdominales.
3 minutos: tonificación glúteos.
Descansa 15 segundos entre un ejercicio y otro.
Rutina 2:
3 minutos: cintura.
3 minutos: push ups.
3 minutos: abdominales + glúteos.
Descansa 15 segundos entre un ejercicio y otro.
Semana 3: repite la rutina de la semana 1.
Semana 4: repite la rutina de la semana 2.
Al cabo de un mes deberías ver resultados en todo tu cuerpo y haber adquirido el hábito de llevar a cabo esta sencilla rutina de ejercicios que sólo te toma 10 minutos al día. Si quieres continuar con el resto y ver aún más cambios en tu cuerpo, vuelve a comenzar y duplica el tiempo de cada ejercicio en las rutinas.