Subscribe:

lunes, 2 de julio de 2012

Como protegernos con una alimentacion adecuada

El sistema inmunológico protege nuestro organismo de los organismos invasores que pueden causar enfermedades y otros problemas de salud. El cuerpo sin la protección adecuada se vuelve muy susceptible a la depresión inmunológica, lo que dificulta el desarrollo del atleta y el logro de resultados.
Las defensas naturales de nuestro cuerpo se deterioran después de ejercicio intenso que dura más de una hora. Después de la competencia, el número de linfocitos (glóbulos blancos) se reduce, haciendo que el cuerpo sea más susceptible a los virus y otros parásitos. Esta alteración temporal se denomina "ventana abierta" del sistema inmune. Este nombre indica que los microorganismos pueden invadir el cuerpo y causar infecciones en los próximos cuatro horas a tres días, de acuerdo con la intensidad y duración del ejercicio y el tipo de nutrición que el atleta hace. Si usted tiene un programa de entrenamiento pesado e intenso, probablemente han tenido esa sensación de "me siento un poco débil hoy" o "mi cuerpo es un poco raro" o le raspa la garganta, nariz que gotea, como si se avecinace un resfriado. Es normal que sienta estos síntomas en las primeras horas posteriores a lacompetencia , es una señal de que su cuerpo puede estar siendo invadido por los microorganismos del medio ambiente.
Si el individuo realiza dos o más períodos de ejercicio en el mismo día, la tensión inducida por el segundo es mucho mayor que el causado por la primera. Idealmente, los atletas pueden aumentar el intervalo de tiempo máximo entre dos de los entrenamientos. Sin embargo, lo adecuado sería un período de entrenamiento diaria, de modo que el cuerpo pueda tener más de 20 horas para recuperarse.
Los estudios han demostrado que algunos nutrientes acelerar el proceso de cierre de la "ventana abierta" que expone el cuerpo a la contaminación. Ellos son:
1 - Hidratos de carbono: La administración de suplementos de carbohidratos durante el ejercicio muy intenso y que duran más de una hora y media ayuda a bloquear los cambios en el sistema inmunológico. Cuanto mayor es el agotamiento de glucógeno muscular, mayor es el daño al cuerpo, a continuación, para evitar el agotamiento de su glucógeno al extremo, se aconseja utilizar suplementos de hidratos de carbono en forma de gel o líquido en la práctica ya. Si su entrenamiento es menos de ½ hora 1, consumir fuentes de carbohidratos de digestión rápida inmediatamente después de finalizar;
2 - Proteína: Una dieta rica en proteínas durante todo el día y la administración de suplementos de este nutriente pre-y post-entrenamiento asegurará el buen funcionamiento del sistema inmunológico con la producción suficiente de anticuerpos y otras sustancias de defensa. Aquellos que tienen una ingesta inadecuada de proteínas a través del tiempo, van a adquirir una desnutrición proteica y puede ser leve, moderada o grave, lo que debilitará el cuerpo como un todo, lo que retrasa la recuperación y la promoción de la enfermedad. La ingesta adecuada de proteínas  también acelera el proceso de recuperación de las fibras musculares, reduciendo efectos nocivos en la salud;
3 - glutamina: Este aminoácido es un combustible importante para el crecimiento de los linfocitos. Como los niveles de glutamina en la disminución de la sangre durante el ejercicio, es importante para reemplazarlos durante el descanso. Lo ideal sería que el consumo diario de 10 g (cantidades más pequeñas no tienen mucho efecto) y puede ser consumida después del entrenamiento o antes de acostarse.
4 - Antioxidantes: Los atletas que recibieron vitamina C, zinc, selenio y vitamina E tienen menos episodios de infección y si por casualidad suceden, no son gripe y / o dolor de garganta muy fuerte. Estos antioxidantes se pueden consumir en cápsulas o en polvo al gusto (manipulado) en pre-o post-entrenamiento. Post-entrenamiento sería la mejor indicación, después de todo, la absorción y utilización es mejor. Consuma todos los días. La dosis de vitamina C se debe dividir en dos períodos al día, ya que el cuerpo no puede metabolizar más de 500 mg a la vez;
5 - El aceite de pescado: las grasas ricas en ácidos grasos omega-3, como el aceite de pescado, inhiben la producción de prostaglandina (una sustancia inflamatoria) durante el ejercicio, reduciendo así los efectos negativos de un duro entrenamiento del sistema inmunológico. Los ácidos grasos omega-3 también ayudan a reducir la inflamación causada a las fibras musculares originaa durante el entrenamiento. Esto es debido a propiedades anti-inflamatorias de omega 3.
Por lo tanto, se recomienda que incluya todos estos elementos en su menú diario, así, además de la voluntad de entrenar duro, su cuerpo va a estar protegido y blindado contra los organismos nocivos para su salud.

0 comentarios:

Publicar un comentario