Subscribe:

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Importancia de la planificación de la dieta

Muchas personas siguen dietas tomadas de internet, revistas, celebridades o amigas. De esta forma no obtienen los resultados esperados o si lo obtienen es solo por poco tiempo y terminan desistiendo y retomando su alimentación habitual.
Estos fracasos son dados generalmente porque estos planes no son personalizados, o sea adecuados a las características individuales de cada persona.  Algunas de estas características son  puntos clave para la elaboración de la dieta realizado por un especialista en nutrición:
- Sexo: Es durante la adolescencia que las diferencias en la composición corporal entre hombres y mujeres se hacen más grandes. El hombre comienza a producir más cantidad de la hormona testosterona, y obtener así un aumento considerable de la masa muscular. Este aumento de masa muscular es responsable del aumento del metabolismo basal, es decir, una mayor necesidad de energía para mantener las funciones vitales del cuerpo. Para las mujeres, el aumento se debe principalmente a la hormona estrógeno, asociada con aumento de la masa grasa (la grasa de depósito), especialmente en la región de la cadera.
- Edad: A partir de los 30 años, aparece una pérdida de masa muscular, lo que representa un gasto de calorías menos por día, lo que favorece el aumento de peso.
- Estilo de vida: El estilo de vida y actividad física determinan  el gasto energético diario. Una persona que pasa su día de trabajo sentado, por ejemplo, tiene un gasto de energía menor que una persona que pasa sus días trabajando al mismo tiempo de pie o caminando.
La práctica de actividad física: las necesidades energéticas de las personas que realizan actividad física es mayor que una persona sedentaria, pero incluso entre los deportistas profesionales las necesidades energéticas son muy diferentes, como una simple caminata o trote (donde hay variaciones de velocidad, inclinación y el tiempo) una clase de spinning, un paso de la clase de gimnasia (paso de alta o baja), natación, levantamiento de pesas, entre otras prácticas. Por otra parte, los mismos deportes, como una clase de step, pueden variar de un individuo a otro dependiendo de la intensidad conque el ejercicio se lleva a cabo.
- Composición corporal: Cuanto mayor sea la cantidad de músculo, mayor es la necesidad de energía (metabolismo).
- Los hábitos alimentarios: El plan alimentario individual, algunas costumbres y hábitos de alimentación, las preferencias de alimentos y las cuestiones culturales pueden ser considerados e incluidos adecuadamente (cuantificadas)  incluidos en la dieta.
- Objetivo: depende de la razón por la cual se busque la ayuda del profesional, ya sea  la pérdida de peso, aumento de masa muscular, el control del colesterol, control de la diabetes, hipertensión, anemia, el embarazo, las razones estéticas (por ejemplo, celulitis, piel, etc.), entre otros.
Cada uno de nosotros tiene una característica, una rutina, hábitos alimenticios, gustos, disponibilidad de tiempo y la composición corporal diferente, por lo que necesitamos energía (calorías) diferentes.Así pues, la importancia de un plan de alimentación individualizado, atendiendo las necesidades de cada individuo en particular y la consulta con un profesional, que puede planificar la alimentación de forma de satisfacer todos estos factores.



Un plan de alimentación bien planificado conjuntamente con una actividad física adecuada, harán que el plan de alimentación responda adecuadamente a las necesidades ya sea adelgazar, o mejorar la masa muscular, o tratar alguna patología.

0 comentarios:

Publicar un comentario