Subscribe:

domingo, 12 de septiembre de 2010

Alimentos orgánicos

Sabemos que la base de nuestra salud es la nutrición, y para que podamos tener una buena calidad de vida, la comida debe ser rica en frutas y verduras.

Pero ¿hasta dónde podemos estar seguros de que estos alimentos son buenos para nuestra salud con tanto producto químico utilizado para que se cultive? ¿Estamos comiendo algo natural?
¿Es seguro decir que una ensalada cruda es más natural y más saludable que las verduras cocidas?

Las respuestas a estas preguntas las podemos encontrar, en lo que llamamos "alimentos orgánicos", en lo que hace referencia a la calidad de los alimentos, con la calidad de los suelos donde se cultiva, o alimentos cultivados de la forma más simple, mediante la acción de la naturaleza.

Los productos orgánicos están ganando espacio en el mercado mundial, debido a la aceptación por parte de profesionales de la salud, que cada día promueven mas estos alimentos.
Pero, ¿que son estos productos tan hablados principalmente por profesionales de la salud?
Se consideran alimentos orgánicos, cualquier producto que se cultiva sin el uso de fertilizantes químicos ni pesticidas.
Este alimento es la opción preferida en la hora de la gran preocupación para la salud, además de preservar el medio ambiente y nutricional y la calidad sensorial del producto.
Otro factor importante que hace que los consumidores optan por los productos es la durabilidad de ellos, los estudios muestran que los productos orgánicos tienen una resistencia elevada en relación con el almacenamiento, dando lugar a una mayor madurez.

La principal ventaja de la materia orgánica es ser rico en nutrientes, porque las tierras destinadas a crecer a ser fértiles y naturalmente sin la interferencia de sustancias químicas presentes.

El nombre orgánica se explica precisamente por esta idea: en que interactúan y son mucho mejor absorbidos por nuestro cuerpo.

Sabemos que el precio de estos alimentos es mayor que la comida normal, pero la tendencia es que esto va a cambiar, ya que la producción y el consumo conduce a un aumento progresivo. La gente está consciente de la importancia de llevar a su mesa un alimento muy saludable, sin riesgos para la salud de su familia, que promuevan una buena calidad de vida.