Subscribe:

martes, 15 de diciembre de 2015

El niño y las frutas



La fruta es el segundo alimento, a continuación de la leche, que saborea el paladar infantil. En general, logra un alto grado de aceptación. Sin embargo, cuando la dieta comienza a diversificarse con otros alimentos, la celebración con que se recibía la papilla empieza a desaparecer.


¿Cómo lograr mantener el gusto?

No hay trucos, pero sí algunas pautas. Conforme el pediatra indica la introducción de nuevos alimentos, la ingesta de fruta será menor. Los 200 gramos de papilla que era capaz de comer el niño en la merienda, ya no sólo se suman a la leche, sino que se añaden a alimentos más saciantes y complejos.

Por eso, no hay que insistir en que el niño coma la misma cantidad, pero no debe abandonar el hábito de merendar siempre fruta, aunque sea un trozo o una pieza pequeña, o bien antes de un bocadillo.

Ésta es la primera pauta. Un aliado importante para establecer el hábito con gusto es ofrecer siempre frutas de buena, con buena presencia, buen color, buen sabor y en su momento justo de maduración.


Lo más eficaz es escoger fruta de temporada. Será más probable que coma una sandía fresca, un melocotón perfumado, una mandarina tersa, un plátano uniforme o unas cerezas sin golpes. Un mal recuerdo relacionado con la ingesta de una fruta provoca un fuerte rechazo que, además, se amplía a otras frutas de la misma familia. Si hay una mala experiencia con un melocotón, el recuerdo abarca a los albaricoques y las nectarinas.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Como quemar grasas

Hay varias razones por las que la gente quiere perder grasa corporal, mejorar la salud, mejorar la condición física, mejorar la apariencia, entre otros. Todas estas son razones suficientes para querer bajar de peso, y hay varias maneras de lograr buenos resultados.
Sin embargo, muchas personas hacen dietas de choque, o dietas de moda que no son saludables. En este artículo hablaré sobre sobre la forma más sana y  eficaz para la pérdida de grasa.Las dietas de choque son por lo general alrededor de 800 kcal a 1000 kcal / día, y dar lugar a graves consecuencias, tales como:
- La pérdida de líquido y los músculos, junto con la pérdida de grasa, y más de la mitad de la pérdida de peso viene de la deshidratación y la pérdida de masa muscular, sin ningún beneficio en ello.
- Pérdida de la fuerza; debido a la pérdida de masa muscular, lo que impide la realización de actividad física.
- La desaceleración del metabolismo - Las dietas radicales dejan el metabolismo más lento! Una mujer, por ejemplo, gasta unos 1200 a 1400 kcal / día para asegurar que el trabajo básico del cuerpo (para mantener el latido cardíaco, la respiración pulmonar, entre otras funciones internas vitales). Es esencial para cumplir con estos requerimientos metabólicos. ¿Te imaginas el daño causado al cuerpo para hacer una dieta de 800 kcal / día?
- Alrededor del 95 al 99% de todas las personas que siguen dietas radicales tienden a recuperar el peso  en un corto período de tiempo!
Las dietas de moda suelen excluir a ciertos alimentos y mejorar los demás, que es tan malo como las dietas radicales. El mayor problema de estas dietas es que son nutricionalmente desequilibradas y pueden omitir los nutrientes esenciales para la salud!
Ahora vamos a hablar de lo que realmente funciona y el verdadero objetivo: perder grasa corporal sin perder masa muscular!
Cuando se trata de quemar grasa ejercicio, especialmente los aeróbicos (bajo la guía de un profesional) es un gran aliado, ya que:
- Acelera la combustión de la grasa corporal;
- Aumenta el metabolismo;
- Mantiene los músculos;
A la actividad física debemos asociar una dieta adecuada para perder masa grasa manteniendo la masa muscular:


- Corregir la dieta grasa: Asegúrese de que en su dieta predominan grasas "buenas" como las grasas omega-3 de pescado (salmón, atún, sardinas, etc), el aceite de linaza y aceite de oliva monoinsaturado , aguacate, nueces, frutos secos y semillas, por ejemplo.


- No excluir  ningún grupo de alimentos. Es importante que la dieta contenga carbohidratos (prefieren todo - el pan de trigo, arroz integral, avena), proteínas (principalmente de origen animal - huevos, leche descremada, queso fresco, yogurt, carnes magras, pescado y pollo a la plancha, al horno o hervidas ) y grasas (sobre todo de las fuentes mencionadas más arriba). No se olvide de las frutas y verduras. Debemos comer 3-5 raciones de fruta al día!


- Preferir cereales integrales y fruta - contiene más fibra y las propiedades beneficiosas para quemar la grasa!


- Evitar las bebidas alcohólicas; aportan demasiadas calorías y se transforma en grasa en el organismo.

- No saltearse el desayuno, este hábito ralentiza el metabolismo y  la persona probablemente recupera esas calorias  durante todo el día!


- Controlar el exceso de azúcar en la dieta;


- No pasar hambre - especialmente cuando se realiza actividad física donde se necesita comer más, no menos. Es importante comer cada 3 horas, para que el cuerpo no se vuelva resistente a quemar la grasa corporal! A menudo esto es un hábito que aún no se ha adquirido para hacer la diferencia!
Esto es solo una guía, para dietas personalizadas, consulte a un nutricionista!